Victims of the Uruguayan dictatorship ask for justice at the IACHR

After almost 50 years, the relatives are demanding to find those responsible for the disappearances. Photo Archive

On June 16, a two-day hearing began before the Inter-American Court of Human Rights for the murder of the “April Girls” and the forced disappearances of Luis Eduardo González and Óscar Tassino, within the framework of the civic-military dictatorship in Uruguay .

Por el derecho «a la verdad y la Justicia», fue el pedido de la representante de las víctimas civiles de la dictadura cívico militar de Uruguay en el segundo día de audiencia frente a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que comenzó el miércoles 16 de junio de manera virtual y que concluirá este jueves 17 de junio tras escuchar los alegatos finales de ambas partes y exponer una serie de observaciones orales.

The Inter-American Court of Human Rights accepts the application presented before this body by the Inter-American Commission on Human Rights (IACHR) that refers to the violation of the rights to legal personality, life, personal integrity and personal liberty ; and that the lack of clarification implied a violation of the right to personal integrity of the next of kin.

Events that occurred almost 50 years ago during the dictatorship, a period in which, according to the IACHR, serious human rights violations were committed by state agents.

La Corte investiga la responsabilidad del Estado uruguayo y las dificultades en el acceso a la justicia por las presuntas ejecuciones extrajudiciales de tres jóvenes: Diana Maidanik, Laura Raggio Odizzio y Silvia Reyes, conocidas las «Muchachas de abril».

As well as the forced disappearances of Luis Eduardo González and Osear Tassino Asteazu, which occurred on December 13, 1974, when members of the joint forces - which included the Armed Forces and the National Police - raided the home of the medical student González, a militant of the Communist and Revolutionary Party of Uruguay. At that time, both he and his pregnant wife Elena Zaffaroni Rocco were arrested and held in a prison where they suffered torture and abuse.

La esposa del militante explicó cómo durante su detención y encarcelamiento fueron sometidos a «torturas, interrogatorios, plantones», especialmente su marido sufrió graves violencias tanto físicas como psicológicas.

«Pido que la Corte no vea el pedido de Justicia solamente en destrabar la imposibilidad de presentar los juicios, aún queda mucho por hacer en eso, pero no alcanza con eso. La Justicia principal está en la exigencia al Estado de que entregue la información de qué hicieron con los desaparecidos y en dónde están», señaló Zaffaroti en su pedido a las jueces por «Justicia y derecho a la verdad» para saber el paradero del cuerpo de su marido y del resto de desaparecidos.

La viuda de González pidió al Estado de su país que busque a los desaparecidos de la dictadura «como si buscara a sus hijos, con la misma desesperación que los buscaron sus madres», señalando que la reparación no pasa solo por una cuestión económica, sino que es la garantía de que algo así no vuelva a suceder: «¿Y qué es lo que no tiene que volver a pasar, si no sabemos lo que pasó?», apeló la mujer.

Sin culpables en el caso de las «Muchachas de abril»

Al respecto del caso popularmente conocido como «Muchachas de abril», el asesinato de las tres jóvenes –de entre 19 y 22 años– el 21 de abril de 1974, la causa está todavía pendiente de resolución en la Justicia uruguaya. ¿Qué pasó con las tres jóvenes? Maidanik, Raggio y Reyes fueron acribilladas el 21 de abril de 1974 en un operativo comandado por militares que perseguían al militante del Movimiento de liberación Nacional Tupamaros, Washington Barrios.

«En el operativo también fue asesinado un policía que pasaba por el lugar en bicicleta después de trabajar como sereno y fue confundido con Barrios», según explica el medio uruguayo ‘La Diaria Justicia’. Una de las jóvenes, Silvia Reyes, era esposa de Barrios y estaba embarazada.

La representante de las víctimas pidió también perspectiva de género para los casos. «Hay una falta de investigación frente a las ejecuciones extrajudiciales (…) que continúan en una situación de impunidad, sin haberse tomado en cuenta un enfoque de género y el deber responsable que implica la investigación de este tipo de violencia. Silvia estaba embarazada y su cuerpo fue encontrado desnudo y con múltiples heridas de bala», subrayó Mantilla.

During this Thursday, the two-day session in front of the Inter-American Court will conclude, with the hope of the victims to seek justice and truth for events that have been silenced for years by the State of Uruguay.

With EFE information

 

SPONSORED LINKS

				
					<div class="fb-comments" data-href="<?php the_permalink(); ?>" data-width="100%" data-numposts="5">&nbsp;</div>
				
			
WP Twitter Auto Publish Powered By: XYZScripts.com